11111

Prescripción de Actividad Física en el Síndrome Metabólico

29Introducción

La constelación de dislipidemia (hipertrigliceridemia y HDL bajo), hipertensión arterial, insulinoresistencia, y obesidad abdominal se identifica actualmente como síndrome metabólico (SM), constituyendo el principal factor de riesgo en el desarrollo de diabetes tipo 2 y enfermedad cardiovascular. El National Cholesterol Education Program- Adult Treatment Panel III (NCEP-ATPIII) sugiere una intervención vigorosa en el estilo de vida de los pacientes con SM, basadas en alimentación saludable y actividad física (AF). Uno de los objetivos fundamentales de la prescripción de AF en el SM es ayudar a las personas con dicho síndrome a incrementar el nivel de AF habitual.

Obesidad y SM

El estilo “moderno” de vida caracterizado por dietas ricas en
grasas y pobres en fibras asociado a la inactividad física, lleva a
un aumento del peso corporal. Estudios epidemiológicos experimentales y evidencias clínicas muestran que el aumento de peso está asociado a la elevación del riesgo cardiovascular y consecuentemente en una mayor incidencia de SM y diabetes tipo 2. Por cada kilo de peso adquirido se aumenta en un 3,1% el riesgo de coronariopatía.

La pérdida de peso, pasible de ser alcanzada a través de alteraciones en los hábitos de vida, promueve una mejoría en los factores de riesgo llevando a retardar el envejecimiento y, mejor aún, a prevenir las enfermedades cardiovasculares. La pirámide alimentaria diseñada por la Clínica Mayo (EUA) para mantener un “peso saludable” incorpora, en sus últimas publicaciones, a al AF como parte fundamental y base de dicha pirámide: Si bien el descenso de peso mejora todos los aspectos del SM, el aumento de los niveles de AF mejora las alteraciones metabólicas, aún en ausencia de perdida de peso significativa. Esto se debe tener siempre presente dado que la meta del peso ideal puede ser muy difícil de alcanzar en un gran número de pacientes con SM. Por lo tanto, objetivos realistas deben ser fijados tanto por los pacientes como por los médicos, considerando que, aún una pequeña reducción de peso del 10% puede traer beneficios cardiovasculares importantes y aumentar la expectativa de vida.

Efectos de la AF sobre los Componentes del SM

Reduciendo el riesgo cardiovascular
El mayor impacto de la implementación de los programas de AF está relacionado con la reducción de las enfermedades cardiovasculares y enfermedades crónicas no transmisibles en general. De todas las intervenciones disponibles para ayudar a la prevención cardiovascular, como abandono del hábito tabáquico, control del peso y modificaciones alimentarias, la AF ha sido considerada una piedra angular que combina varias intervenciones simultáneas.

Efectos sobre la obesidad y composición corporal
La composición del cuerpo cambia cuando se realiza AF regularmente. En un estudio paradigmático que comparó 3 grupos de mujeres en programas de reducción de peso con dieta sola (-500 kcal/día), ejercicio solo (+500 kcal/día) y la combinación de ambos (-250 y +250 kcal/día), los resultados fueron que los 3 redujeron el peso aunque con algunas diferencias importantes: 1.- el ejercicio fue superior en reducir la masa grasa, 2.- la preservación de la masa magra también fue superior con el ejercicio y 3.- la masa libre de grasas se perdió cuando se hacía la dieta solamente.

Efectos sobre la glucemia
Al mismo tiempo que estudios transversales muestran que individuos sedentarios presentan mayor prevalencia de diabetes e hiperinsulinemia que los activos, los estudios longitudinales apuntan a una reducción de la morbilidad resultante de aumentos moderados en el nivel de actividad física. El seguimiento durante 14 años de ex -alumnos de la Universidad de Pensilvania (EUA) mostró un 6% de reducción de riesgo de diabetes por cada 500 calorías gastadas en actividades físicas de ocio. Del mismo modo, los estudios de enfermeras y de médicos observaron una incidencia menor de estas enfermedades en aquellos que se ejercitaban vigorosamente por lo menos una vez por semana. Evidencias clínicas revelan que el ejercicio mejora la sensibilidad a la insulina y la tolerancia a la glucosa, tanto en individuos no-diabéticos como en diabéticos, a través del aumento de los transportadores de glucosa intracelulares (GLUT4) y de su correspondiente ARNm observado en el músculo esquelético de individuos sometidos a entrenamiento físico.

Efectos sobre la presión arterial
Ensayos clínicos demuestran el efecto antihipertensivo de la actividad física practicada en forma regular. Un meta-análisis que incluye 54 estudios aleatorios controlados y cerca de 2.500 pacientes, con o sin exceso de peso, reforzó los beneficios de la práctica regular de ejercicios aeróbicos en la reducción la presión arterial sistólica y diastólica en un promedio de 3,8 a 2,5 mmHg, respectivamente.

Efectos sobre el perfil lípidico
La AF mejora el perfil lipídico. Estudios en atletas revelaron qué estos presentan la mitad de los niveles séricos de triglicéridos de sus controles; también se encuentra bien documentada la capacidad del ejercicio de elevar el HDL-colesterol.

Efectos de la AF sobre la Salud y el SM

Mortalidad
  • La AF regular está asociada con menores tasas de mortalidad por cualquier causa, en adultos de cualquier edad.
  • Individuos moderados y regularmente activos presentan menor mortalidad que los inactivos.
EnfermedadCardiovascular
  • La AF regular y preparación cardiorrespiratoria reducen el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular.
  • El grado de protección coronaria atribuido a la AF regular es semejante al de otros factores de riesgo tales como la suspensión del tabaquismo.
  • La AF regular previene o posterga el surgimiento de nivelesde presión elevados y reduce la presión arterial de pacientes hipertensos.
Diabetes Mellitus Tipo 2
  • La AF regular reduce el riesgo de desarrollar diabetes.
Obesidad
  • Bajos niveles de AF resultando en menor número de caloríasconsumidas contribuyen para una alta prevalencia de obesidad.
  • La AF puede afectar favorablemente la distribución de grasa corporal.
Salud Psíquica
  • La AF alivia los síntomas de depresión y ansiedad y mejora el humor.
Calidad de Vida
  • La AF mejora la calidad de vida por promover un bienestar psicológico y mejorar el desempeño físico de individuos debilitados.
Efectos Adversos
  • La mayoría de las lesiones provocadas por la AF pueden ser prevenidas a través de un aumento graduado del nivel de AFevitando los excesos.
  • Eventos cardiovasculares graves pueden ocurrir durante lapráctica de ejercicio, pero el efecto general de la AF regular es reducir el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular. Paradisminuir el riesgo de muerte súbita, toda persona adulta, especialmente con SM, debe someterse a un control médico antes de comenzar con un programa de AF.

En resumen, la AF debe ser estimulada para mejorar la salud y la calidad de vida, en todas las edades y en ambos sexos, especialmente entre los portadores de SM.

Dr Jorge Osvaldo Jarast

CARDIOFITNESS - Mansilla 3967. CABA. Bs As, Argentina - Tel.(+05411) 4833-4706/4834-6563 - e-mail: info@cardiofitness.com.ar